Cinemania Claqueta Arrastra este icono a tu barra de tareas y estarás informado de todas las novedades.
Logotipo de CINEMANIA CINEMANIA
Viernes, 01 de Agosto de 2014
Siguenos en Google Plus

Especiales

|

Los 15 mejores gags de 'American Pie'

02.05.2012

SPOILERS Cervezas aliñadas, pasteles de manzana, los consejos del padre de Jim y, por supuesto, 'webcams' traidoras. Estos son los momentos más descacharrantes de la saga. Por CINEMANÍA / TF

los 15 mejores gags de american pie

Con el estreno de American Pie: El reencuentro a la vuelta de la esquina, es el momento de recordar tiempos pasados, recapitular sobre lo aprendido... Y revivir múltiples (y graciosísimos) momentos de vergüenza ajena. Desde 1999 ha llovido mucho y, como te enseñamos en uno de nuestros reportajes, sin la saga de Jim, Oz, Finch, Stifler, el padre de Jim y la madre de Stifler, las comedias adolescentes habrían sido muy distintas. Por ello, dedicamos este especial a recuperar los gags más descacharrantes protagonizados por Jason Biggs, Sean William Scott, Eugene Levy y compañía en los cuatro filmes que han protagonizado. Dos avisos: este informe puede contener [SPOILERS], y si quieres leer algo sobre las secuelas directas a vídeo, mejor buscas en otra parte. 

Aparece Stifler

american_pie_stifler

La película: American Pie

El momento: Para muchos la verdadera razón por la que American Pie mola tanto, Steve Stifler apareció en nuestras vidas con un elegante travelling que le mostraba comportándose como un cretino con todos sus compañeros de instituto. Cuando invitaba a Jim, Oz, Finch y Kevin a la fiesta de graduación, prodigándose en comentarios como "os buscaré en la sección de los que no follan" o "encontrad vuestras pollas, quitadles el prepucio y usadlas de una vez", sabíamos a qué clase de sujeto nos enfrentábamos.

Placer solitario

american_pie_reencuentro_calcetin

La película: American Pie: El reencuentro

El momento: Demostrando (una vez más) que las mujeres casadas también tienen vida sexual, la buena de Michelle decide darse una alegría con la alcachofa de la ducha. ¿El problema? Que su santo esposo ha tenido una idea similar, portátil y calcetín mediante, la cual ha acabado en sangre gracias a la intervención de su hijito. La guinda llega cuando el matrimonio constata que el peque "¡Ha aprendido a abrir puertas!".

Aquí no pasa nada...

american_pie_boda_despedida_soltero

La película: American Pie. ¡Menuda boda!

El momento: La tercera y (a decir de muchos) peor entrega de la saga depara, pese a todo, momentos tan cachondos como este. Porque, si en una despedida de soltero salvaje, acaban irrumpiendo los futuros suegros, y el novio se ve obligado a inventarse excusas de todo tipo para que los puretas no se enteren de qué está ocurriendo allí realmente, está muy claro: hablamos de la despedida de soltero de Jim.

Necesidades fisiológicas

american_pie_finch_lavabo

La película: American Pie

El momento: Que la fachada de tío guay de Finch era eso, una fachada, nos quedó claro cuando este pagó a Jessica para que fuese por ahí diciendo que era una máquina sexual. Pero se hundió definitivamente cuando Stifler (quién si no) le suministró un laxante a traición. Para colmo, el malvado 'Stifmeister' ayudó a su colega a salir del paso llegando rápidamente al lavabo... De las chicas.

El encuentro más deseado

american_pie_madre_stifler_padre_jim

La película: American Pie: El reencuentro

El momento: Llevábamos cuatro filmes e innumerables chistes guarros deseando que esto tuviese lugar, y cuando finalmente ocurre, resulta que el responsable es... Stifler, claro. Tras ser exhortado por el amigo de su hijo a "desempolvársela y encontrar una buena vagina", el padre de Jim entra por una puerta... Y quien aguarda al otro lado es la madre de Stifler. Sí, "esa" madre de Stifler.

Malentendido perruno

american_pie_boda_perro

La película: American Pie: ¡Menuda boda!

El momento: Puede que sea el chiste más tonto de toda la saga, pero la escena en la que los invitados a la boda de Jim contemplan al novio y (otra vez) a Stifler ocupándose de las urgencias genitales de un perro, o eso parece, sigue haciendo que nos partamos de risa. Lo mejor: el grito de Jim a su amigo, ese "¿Puedes dejar de disfrutarlo tanto?".

"Vuestro turno"

american_pie_jim_stifler_beso

La película: American Pie 2

El momento: Según el razonamiento de Stifler, el hecho de que dos mujeres compartan casa sólo puede significar una cosa: ambas son lesbianas. Pero lesbianas de las que salen en las pelis porno, siempre dispuestas a encamarse con varones. Las señoras se prestan a seguir el juego, pero con una pequeña condición. La cual es, por supuesto, que los chicos se enrrollen entre ellos. El cachondeo se multiplica cuando descubrimos que Oz y Kevin están mirando desde la ventana.

"Me he pegado a mí mismo... A mí mismo"

american_pie_2_jason_biggs_pegamento

La película: American Pie 2

El momento: Batiendo todos los récords de vergüenza ajena alcanzados en la primera entrega, Jason Biggs consigue uno de sus momentos más hilarantes cuando, por una confusión muy tonta, acaba con una mano pegada con superglue a un VHS porno, y la otra adherida a sus partes nobles. Sí, hemos dicho a una cinta VHS: eran otros tiempos, entendedlo.

Apoyo paterno

american_pie_2_consejo

La película: American Pie 2

El momento: Tras el pequeño incidente con la cola de contacto en su cola, Jim recibe lo que le faltaba: uno de los discursitos de su papá. Pese a que el señor Levenstein muestra su sutileza habitual ("Seguramente, serás el hazmerreír de la gente que te ha visto allá dentro"), garantiza a su hijo que sus progenitores siempre le querrán... Para después rematarlo con: "Pero no olvides tu crema para el pene".

El cóctel definitivo

american_pie_stifler_cerveza

La película: American Pie

El momento: El momento más deseado en la vida de Stifler está a punto de llegar, con una moza dispuesta a llegar a mayores con él. Dispuesto a celebrarlo con un brindis, nuestro supersalido favorito agarra el primer vaso que tiene a mano... El cual, como sabemos los espectadores, contiene cerveza mezclada con semen. Por supuesto, tras probar el mejunje y decir aquello de "esto sabe raro", las ganas de fiesta de Steve se reducen a menos que cero.

Sentido de la oportunidad

american_pie_2_dormitorio

La película: American Pie 2

El momento: Contrariamente en lo esperable en él, la "primera vez desde la primera vez" de un Jim ya universitario está resultando medianamente potable. Hasta que, por supuesto, su padre entra en la habitación sin llamar. Por si los consejos sexuales de un señor Levenstein púdicamente vuelto de espaldas no fueran suficientes, todo se vuelve aún más bochornoso cuando aparecen los padres de la chica. 

Cocina integral

american_pie_reencuentro_cacerola

La película: American Pie: El reencuentro

El momento: Presa de una resaca monstruosa, Jim se despierta en la cocina de su casa de East Great Falls hecho un escombro... Y sin pantalones ni calzoncillos. Cuando Michelle y su vieja amiga Selena le pillan desprevenido, nuestro héroe alivia el desastre cubriéndose con la tapadera de una olla. Lo cual añade una nueva frase épica al repertorio de la saga: "Jim, sabes que esa tapa es transparente, ¿no?".

Secretos de familia

american_pie_padre_jim

La película: American Pie

El momento: Cualquiera de las conversaciones de Jim con su padre merecerían ser incluidas aquí, pero esta se lleva la palma. Tras pillar por banda a su hijo mirando viejos retratos en el salón, el señor Levenstein pronuncia una hilarante charla sobre la masturbación, sus modos y maneras. Rematada con algo que ni el protagonista ni nosotros hubiésemos querido escuchar nunca: "¿Recuerdas a tu tío Mort? El manosea su serpiente de un solo ojo unas seis veces al día?".

Repostería tradicional

american_pie_pastel

La película: American Pie

El momento: Sí, le ha tocado a la escena que dio título a la saga, y que perseguirá a Jason Biggs hasta la tumba. ¿Necesitáis que os la recordemos? Pues allá va: tras escuchar que el interior de una mujer se parece mucho al relleno de un pastel de manzana, Jim Levenstein decide perder la virginidad con uno recién salido del horno. Verle introducir sus partes en el hojaldre tiene delito. Presenciar sus meneos y jadeos puede ser desagradable. Contemplar su expresión cuando su padre entra en la cocina, no tiene precio.

Momento webcam

american_pie_webcam

La película: American Pie 

El momento: Mostrándonos cómo un sueño adolescente puede convertirse en pesadilla en cuestión de segundos, esta escena tan internauta es la cumbre de la saga American Pie, y un parangón para la comedia guarra de los dosmiles. Cuando Nadia, esa estudiante de intercambio tan mollar, le invita a un momento de cibersexo, Jim comienza un striptease que acaba, digamos, demasiado pronto. Lo 'peor-mejor' no es el momento de vergüenza ajena, ni las caras de cachondeo de los compañeros de instituto del héroe. La cumbre llega cuando Finch pronuncia una frase histórica: "¡Dios bendiga a internet!".

 
icono comentarios0 comentario
(2 valoraciones)
1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas
Consigue tu ejemplar en Cinemania en Kiosko y Mas

Webs de PRISA

cerrar ventana