Cinemania Claqueta Arrastra este icono a tu barra de tareas y estarás informado de todas las novedades.
Logotipo de CINEMANIA CINEMANIA
Martes, 29 de Julio de 2014
Siguenos en Google Plus

Críticas

|

Gravity

04.10.2013

Cuarón te hará sentir como Neil Armstrong… sin moverte de la butaca.

gravity

La voz de alarma saltaba a mediados de año: el 3D, ese conejo que se había sacado de la chistera Hollywood para frenar la sangría de espectadores, estaba en vías de extinción. Tan viejo como el mismo cine, el 3D ha intentado convertirse en un formato de uso común 100 veces y otras tantas ha fracasado. Por el camino, sin embargo, va dejando cadáveres exquisitos. Es difícil describir con palabras la experiencia sensorial que supone Gravity, siendo un modesto plumilla y no un poeta. Gravity no es una experiencia visual, es una inmersión única de todos y cada uno de nuestros sentidos, que devuelve al espectador a los orígenes mismos del cine: como los primeros que vieron la Llegada del tren a la estación de La Ciotat de los Lumière sabemos, porque lo dice nuestra mente, que es cine, que es representación, pero nuestro cuerpo se niega a aceptarlo. Epidérmica, claustrofóbica, asfixiante, transporta nuestro organismo a un estado que nunca antes habíamos experimentado en una sala de butacas. Levitamos. Flotamos. Transpiramos. Nos movemos en gravedad cero aturdidos por el maravilloso sonido de Steven Price y unos planos secuencia que parecen no tener fin. A Gravity todo se le perdona: la flojera de un guión que coquetea con lo anecdótico (a cargo del hijo de Cuarón); la siempre chirriante presencia de Bullock (¡cómo mejora la película cuando tiene la escafandra puesta!), sabiamente equilibrada por un George Clooney que saldría bien parado incluso si compartiera plano con Leticia Sabater; esa ambición de trascendencia existencial (¡si hasta Bullock es bautizada como el mítico Kowalski de Punto límite: Cero)… porque nada de lo que tenga que ver con la narración nos importa. Con los sentidos embutidos por algo nunca antes sentido, no tenemos tiempo ni aliento para ponernos picajosos. Resulta difícil, por no decir imposible, que los que vengan detrás sean capaces de explotar mejor los recursos del viejo truco estereoscópico. Es Gravity. Es un hito cinematográfico.

 

VEREDICTO: Obra maestra del cine que lleva el lenguaje cinematográfico a galaxias nunca antes conocidas.

RUBÉN ROMERO

icono comentarios1 comentario

1 comentario

fercho

fercho 07.10.2013 / 14:05 Qué (cine)manía le tenéis a la Sandra. Cuántos buenos intérpretes tienen su carrera repleta de morralla. Ella es una más. Creo que está muy bien en ésta, con y sin escafandra. Por lo demás, coincido.

1
Debes estar registrado y logeado para comentar en CINEMANÍA.
Alicante, puerto de salida de la vuelta al mundo a vela
Consigue tu ejemplar en Cinemania en Kiosko y Mas

Webs de PRISA

cerrar ventana