15 películas inteligentes para niños de vacaciones

¿Quieres darle a los 'peques' una introducción al cine que nunca olvidarán? Pues pon estas películas en tu lector de dvd. Por YAGO GARCÍA

06 de junio de 2012

ETIQUETAS:

  • Dicen que a los niños de ahora no les gusta el cine, que están malacostumbrados por los efectos digitales y el 3D, que no soportan una película clásica y la idea de ver un filme en blanco y negro les hace huír… Tonterías. Como hemos explicado ya en CINEMANÍA, buena parte del desapego de los más pequeños al séptimo arte viene dado por la casi total ausencia de títulos para ellos en pantalla grande. Y en cuanto a su poco interés por las películas añejas… Bueno, tendréis que fiaros de nosotros y de nuestra experiencia con sobrinos, sobrinas, hermanos y hermanas menores, hijos, hijas y otros pequeños allegados, junto a los que hemos disfrutado de obras maestras como las que te presentamos a continuación.

    Dado que las vacaciones de verano (tan largas como siempre, y más calurosas que de costumbre) están al caer, esta web ha pensado en la educación del cinéfilo del mañana. Todas estas películas están avaladas por nuestras experiencias como canguros y cuidadores de ‘locos bajitos’, y damos fe de que todas ellas son capaces de hechizar a niños de 0 a 99 años. Porque no todo en esta vida van a ser Pocoyó o Dora la exploradora, ¿verdad?

    El sueño de una noche de verano (Jiri Trnka, 1959)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Conocido como “el Disney polaco”, Jiri Trnka (pronúnciese “Trenca”) fue uno de los maestros mundiales de la animación stop motion. En este filme, su obra más conocida internacionalmente, realizó una preciosa versión de la obra de Shakespeare con marionetas, potenciando su componente maravilloso sin por ello traicionar al texto. Y, si piensas que tu peque puede aburrirse con las parrafadas, tranquilo: Trnka transformó la historia en una película sin diálogos, y con una voz en off que tan sólo comenta la acción cuando es imprescindible. Puedes verla completa en YouTube.

    Mi vecino Totoro (Hayao Miyazaki, 1988)



    ¿Por qué la recomendamos? El jefazo de Studio Ghibli es uno de los mejores autores de cine para niños (y para mayores) en todo el mundo, algo que quedó bien claro en su cuarto largometraje. El argumento de Mi vecino Totoro puede resumirse en una línea (“Unas niñas se hacen amigas de un monstruo que vive en el bosque”), pero harían falta libros enteros para explicar por qué es tan encantadora, tan divertida y tan emocionante. Si tienes niños a tu cargo, ten cuidado: no pararán hasta que les prometas llevarles de viaje en el Gatobús.

    Fantasía (Varios directores, 1940)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Para algunos es un pomposo ejercicio de mal gusto, pero nosotros sabemos la verdad: si no hubiéramos visto esta película de niños, nuestro interés por la historia de la música sería totalmente nulo. Convertidas en sketches de animación por la factoría Disney, las piezas de J. S. Bach, Stravinsky, Tchaikovsky y, sobre todo, esa El aprendiz de brujo (Paul Dukas) con Mickey Mouse de protagonista se convierten en experiencias inolvidables y a veces (Una noche en el monte pelado, de Mussorgsky) también dan un poco de miedo…

    El globo rojo (Albert Lamorisse, 1956)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Dos protagonistas (uno es un niño, el otro está relleno de helio), las calles de París y poco más de media hora: cada vez que vemos El globo rojo, recordamos que para filmar una obra maestra no hacen falta grandes presupuestos, ni grandes pretensiones. Considerada como uno de los mejores cortometrajes de la historia, esta pequeña gran peli se gana el cariño de espectadores de cualquier edad gracias a una historia de amistad tan emocionante como parca en palabras, y a un final que pone los pelos de punta. Puedes verla completa en YouTube.

    Toy Story 1, 2 y 3 (Varios directores, 1995, 1999 y 2010)


     

    ¿Por qué las recomendamos? Si creciste con ellas, no hace falta decirlo. Si necesitas que te lo expliquemos, allá va: con la saga de Woody y Buzz Lightyear, el equipo de Pixar no sólo firmó tres obras maestras seguidas (probablemente, el serial menos irregular jamás rodado) y puso de moda la animación 3D para los restos, sino que también calculó al dedillo los requisitos del público según su edad: aconsejamos la primera para los más pequeños, la segunda para chicos y chicas algo más creciditos, y la tercera para cuando los niños están ya en edad de reflexionar y hacerse preguntas.

    Ponyo en el acantilado (H. Miyazaki, 2008)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Como Miyazaki es uno de los más grandes, se merece que incluyamos dos de sus filmes en este informe. Y, como Ponyo es la última obra maestra con su firma (hasta la fecha), recomendamos su visionado a los niños que disfruten con el sol, la playa y los barcos. Y a todos los demás, también: esta historia de amistad entre el hijo de un marino y una niña submarina es una originalísima versión de La sirenita, y el ejemplo de cómo una película puede transmitir mensajes ecologistas sin sermonear.

    La bruja novata (Robert Stevenson, 1971)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Robert Stevenson fue el director de imagen real por excelencia de la factoría Disney, con lo que su trabajo se merece un lugar aquí. Como los peques habrán tenido ocasiones de ver Mary Poppins por televisión más de una vez, apostamos por lo menos evidente y te aconsejamos un filme que hechizará a los fans incipientes de Harry Potter: tan torpona como amable, la hechicera Angela Lansbury podría perfectamente haber sido un miembro de la familia Weasley, no decimos más.

    E.T. el extraterrestre (Steven Spielberg, 1982)


     

    ¿Por qué la recomendamos? 30 años haciendo llorar a niños y mayores de todo el mundo son un sobrado aval para recomendar este peliculón. La historia de Elliott y su amigo del dedo luminoso lleva en sí tantas lecciones valiosas como momentos de fantasía pura, y consideramos una injusticia que un chaval o chavala pueda llegar a la edad del acné sin haber aprendido a decir “¡Vuelve al río, vuelve al bosque!”, “Mi casa, teléfono” o “¡Cero en carisma!”. Eso por no hablar de los viajes aéreos en bicicleta, los transmisores interestelares hechos con juguetes o los hipidos de emoción ante la despedida final.

    Cristal oscuro (Jim Henson, Frank Oz, 1982)



    ¿Por qué la recomendamos? Es oscura, sí, pero a nosotros Sálvame nos parece más tenebroso. Su argumento fantástico (que no deja de ser el de un cuento de hadas) requiere seguirlo de cerca, pero lo mismo decían de El Señor de los anillos y mira los chavales cómo se la saben de memoria. Y, en su día, fue un fracaso comercial, lo cual nos resulta indignante: los creadores de Los Muppets echaron el resto en esta película tan inclasificable como genial, de cuya capacidad para atrapar a los jóvenes espectadores damos fe.

    La princesa prometida (Rob Reiner, 1987)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Porque es mágica, sencillamente. Es meternos en la harina de los cuentos fantásticos y recordar la historia del legendario Pirata Roberts, de Buttercup, del Príncipe Humperdinck, de Fezzick y de Íñigo Montoya, figuras principales de una historia que (pese a estamparse en los rankings durante el año de su estreno) se ha ido revalidando cada vez más como un clásico. Seguramente, la mejor iniciación posible para el cine de aventuras.

    Monstruos S.A. (P. Docter, D. Silverman, L. Unkrich, 2001)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Dos películas (bueno, cuatro en total) de la factoría Pixar siempre son mejores que una, y puestos a meterse a los más pequeños en el bolsillo este clásico nos viene que ni pintado. Además de un cuento desarmante de amistad y aventuras, Monstruos S. A. es un antídoto estupendo contra el miedo a la oscuridad y los terrores nocturnos: si, en lugar de una criatura tenebrosa, los niños saben que en su armario se esconden Jake y Sulley, les faltará tiempo para irse temprano a la cama.

    El chico (Charles Chaplin, 1921)


     

    ¿Por qué la recomendamos? En poco más de una hora (duración larguísima para la época), Chaplin inventó lo que ahora llamamos ‘cine familiar’ con este trabajo pionero. Prueba de su talento es que la película sigue fascinándonos, y que es una de las mejores formas de iniciar a los chavales en el cine más clásico. Puede que el cuento del vagabundo y su hijo adoptivo te parezca algo lacrimógeno para ponérselo a los niños, pero haznos caso: al final serán los niños quienes te acerquen el pañuelo para que llores a gusto.

    El oso (Jean-Jacques Annaud, 1988)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Está claro que los niños se identifican más con protagonistas de su edad, y que a la mayoría les gustan los animales. Así pues, ¿por qué no sentarse junto a ellos para ver un filme cuyo protagonista es un osezno? Con un tacto exquisito, el director de El nombre de la rosa dirigió a un reparto formado por plantígrados, pumas, roedores y algún humano que otro en esta película, que viene a ser como un documental sobre vida salvaje, pero muchísimo más emocionante y divertido.

    La guerra de los botones (Yves Robert, 1962)


     

    ¿Por qué la recomendamos? Nuestros padres disfrutaron con ella, después fuimos nosotros quienes nos apuntamos y ahora toca descubrírsela a la nueva generación. No sólo porque esta película francesa sea de lo más divertida, que lo es, sino también porque constituye una sátira contra la guerra y sus estupideces que cala hondo en cualquier edad.

    Los Goonies (Richard Donner, 1985)


     

    ¿Por qué la recomendamos? A estas alturas, te hemos proporcionado cine suficiente para ver junto a tus hijos (o sobrinos, o los hijos de tus amigos, o…) durante unas cuantas vacaciones escolares. Así pues, nos parece correcto terminar con este pequeño clásico que no pierde vigor. ¿Por qué? Pues porque, además de una historia de aventuras y una comedia descacharrante, Los Goonies también es una película sobre los últimos momentos de la infancia, que puede servir como aperitivo a otras obras del mismo cariz como Cuenta conmigo. ¿Alguien se apunta a buscar el tesoro de Willy el Tuerto?

    Escribe tu comentario

    Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

    Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

    También puedes iniciar sesión mediante:

    Current day month ye@r *

    pixar_colores

    Vídeo del día: Las películas de Pixar son un arco iris

    Las mejores escenas de la casa del flexo, ordenadas por colores en este delicioso montaje.

    juegos_hambre_mochilas

    Galería: Mochilas cinéfilas para la vuelta al ‘cole’

    Con estas bolsas de película, la vuelta a las aulas se hace mucho menos pesada. ¡Conviértete en la envidia del recreo!

    Lava

    Primer vistazo a ‘Lava’, el nuevo corto de Pixar

    Un volcán hawaiano es el protagonista del nuevo cortometraje del estudio de animación que precederá a las proyecciones de 'Inside Out (Divertida-mente)'.

    Inside Out

    Así es Riley, la niña de ‘Inside Out (Divertida-mente)’ de Pixar

    Primera imagen de la niña de 11 años cuyas emociones protagonizan lo próximo del estudio de animación.

    Imagen del vídeo

    John Carter

    Imagen del vídeo

    Brave (Indomable)

    Imagen del vídeo

    Cars 2