Las 50 mejores películas de rock

Obras de ficción, conciertos, 'biopics', documentales... Todas estas películas tienen una cosa en común: las guitarras eléctricas son las que mandan. Por T. LESENDE / F. NEIRA / M. PIÑÓN

30 de agosto de 2012

ETIQUETAS:

  • ¿Quien dijo que un filme sobre música tiene que ser un musical por narices? Afirmarlo sería una falacia enorme, y en lo que respecta al rock, más todavía. Siempre pletórica de vidas al límite, anécdotas descabelladas y personajes bigger than life, la música popular y su entorno pueden dar argumentos a películas de toda índole, desde documentales a comedias o dramas, pasando por biopics o ese lugar común que es el concierto filmado. En CINEMANÍA lo sabemos, y por eso hemos recopilado estos 50 títulos que todo rockero de pro tiene que haber visto al menos una vez en la vida, sea cual sea el género de sus amores (aquí caben desde los Beatles a los grupos metaleros más carniceros) y la longitud de su cabellera.

    50 - En la cuerda floja (James Mangold, 2005)

    Johnny Cash (Joaquin Phoenix) es un bandarra hasta que encuentra laredención en June Carter (ReeseWitherspoon), de la angelical Carter Family, a la que termina pidiendomatrimonio sobre el escenario. Un pastel, pero la película se salva por la recreación del concierto en laprisión de Folsom.

    49 - Once (John Carney, 2007)

    Hay algo ñoño en esa historia de amor reprimido entre el músico callejero (Glen Hansard) y la inmigrante checa (Markéta Irglová) que cuida de su madre y su hija. Pero están las canciones: cuando nace Falling Slowly, luego oscarizada, en la tienda deinstrumentos, entran muchas ganas de mudarse a Dublín.

    48 - Purple Rain (Albert Magnoli, 1984)

    Admitámoslo: la película no vale gran cosa, a Prince no hay quien se lo crea en su papel de pandillero conflictivo y nadie anhela una novia llamada Apollonia. Pero ahí estaban Purple Rain, When Doves Cry, Darling Nikki… Y pensemos que Graffiti Bridge (1990), dirigida por elpropio Prince, era mucho peor.

    47 - The Wonders (Tom Hanks, 1996)

    El guaperas Tom Everett Scott dejala tienda de electrodomésticos por la batería de The Wonders. Y este ficticio grupo triunfará en 1964 con That Thing You Do, temazo que el bajista Adam Schlesinger (Fountains of Wayne) escribió para el filme imitando el estilo de Please, please me!, de los Beatles.

    46 - Casi famosos (Cameron Crowe, 2000)

    Crowe rememora sus años mozos, aquéllos en los que perdió la virginidad cubriendo una gira de los Allman Brothers para Rolling Stone. Egos en los camerinos, groupies turbadoras y la deliciosa escena en la que el batería sale del armario justo antes de un accidente aéreo… que no llega a producirse.

    45 - The Decline of Western Civilization Part II: The Metal Years (P. Spheeris, 1988)

    Como un programa de Callejeros, pero sustituyendo a los conductores de ambulancias y a las bailarinas del Bagdad por estrellas del rock peludo: Aerosmith, Kiss, Alice Cooper, Ozzy… Aquí sólo llegó en VHS, pasando de mano en mano.

    44 - Locos por ellos (Robert Zemeckis, 1978)

    Decálogo de la beatlemania, y primera colaboración del tándem Zemeckis-Gale que pergeñó Regreso al futuro, esta historia sobre la llegada de los cuatro de Liverpool por primera vez a EE UU es la película que hace justicia a esas legiones de fans histéricas y sollozantes.

    43 - Gimme Shelter (VV AA, 1970)

    Tras la borrachera de flores de Woodstock, la resaca llegó con el funesto concierto de los Stones en Altamont, eje central de este documental. Rock, drogas, la violencia de los Ángeles del Infierno –contratados como equipo de seguridad– y el asesinato de una persona. Total: el fina brupto del verano del amor.

    42 - Runnin’ Down A Dream (P. Bogdanovich, 2007)

    Tom Petty no se prodiga en Europa, pero en EE UU es casi un héroe nacional. Al cumplirse 30 años de carrera de Tom Petty & The Heartbreakers, Bogdanovich nos endiñó su diario definitivo: cuatro horas de documental, incluyendo concierto de homenaje y entrevistas a Johnny Depp o George Harrison.

    41 - Gran bola de fuego (Jim McBride, 1989)

    Versión libre de la vida y hechos de Jerry Lee Lewis, músico pionero y menda indómito. Dennis Quaid tira de histrionismo para encarnar al pianista. Winona Ryder resulta tentadora en el papel de prima y esposa adolescente. Al auténtico Jerry Lee, el filme le tocó sus mismísimas e incandescentes bolas.

    40 - Backbeat (Iain Softley, 1994)

    Stu Sutcliffe, íntimo de John Lennon, fue el bajista original de los Beatles. Su interés por lapintura –y por la fotógrafa Astrid Kircherr– motivó su abandono del grupo para quedarse en Hamburgo, donde moriría un año después. La película trata el despegue de la banda más grande de la historia desde su perspectiva privilegiada.

    39 - Sid y Nancy (Alex Cox, 1986)

    Sin grabar ni una simple nota en ningún disco de Sex Pistols, Sid Vicious se convirtió en icono punk. Su novia, la insoportable groupie Nancy Spungen, murió acuchillada y, al poco, él falleció por sobredosis. Este filme, con un colgadísimo Gary Oldman, se regodea en la decadencia de ambos.

    38 - Cero en conducta (Adam Rifkin, 1999)

    En 1978, Kiss era la gran banda de rock americana. Cuatro chavales, entre ellos Edward Furlong (Terminator 2), hacen lo que sea, huida de casa incluida, para no perderse a su grupo favorito. Ah: participa Shannon Tweed, reina del thriller erótico y pareja de Gene Simmons, el miembro con la lengua más larga de Kiss.

    37 - When You’re Strange (Tom DiCillo, 2009)

    Con gran cantidad de metraje inédito filmado en ocasiones por Jim Morrison y sus compañeros de banda, este documental con un pronunciado punto arty y narrado por Johnny Depp pone a The Doors en el lugar que les pertenece: el de referencia inexcusable del mejor rock and roll.

    36 - Quadrophenia (Franc Roddam, 1979)

    “¡Somos los mods, somos los mods!”; el grito resonaba con la contundencia de los temazos de The Who –¿la mejor bso rockera compuesta para una película?–, que espoleaban este hito generacional. Como otro ilustre tocayo, Jimmy (Phil Daniels) era un insatisfecho adolescente al que le habían quitado hasta las causas para rebelarse. La moto y la parka, eso sí, eran innegociables. Paradojas, un anónimo Sting, jefe de la banda, se las tenía tiesas con rockers y… ¡polis!

    35 - The Wall (Alan Parker, 1982)

    Un artista de éxito se aliena tras un muro emocional de todas las cosas que le han hecho pupa en su vida. El cantante Bob Geldof protagoniza la historia concebida por Roger Waters para The Wall, disco referencial de Pink Floyd. Una ópera rock gigantesca, vaya, pasada a cine y con escenas de animación.

    34 - Alta fidelidad (Stephen Frears, 2000)

    La novela homónima de Nick Hornby, el autor más pop y musiquero que ha conocido el ImperioBritánico, pedía a gritos su adaptación a la pantalla grande. Imposibleno identificarse con Jack Black cuando manda al carajo a un cliente que entra a su tienda de discos a pedir I Just Called to Say I Love You.

    33 - Let It Be (Michael Lyndsay-Hogg, 1970)

    Querían recuperar el espíritu de sus comienzos y filmar el proceso, pero lo que consiguieron los Beatles fue retratar su propio desmembramiento. Paul, en plan líder; John, indolente; George, susceptible; Ringo, como siempre; y Yoko, fuera de lugar. Incluye el mítico concierto en la azotea.

    32 - Still Crazy: Siempre locos (Brian Gibson, 1998)

    El fallecido Gibson, que ya había firmado las musicales Breaking Glass (1980) y Tina (1993), cuenta la vuelta a los escenarios de unos cincuentones oxidados y rencorosos que, en tiempos, habían sido banda de éxito y afrontan una gira de reunión. Protagonizan Stephen Rea y Bill Nighy, entre otros.

    31 - The Commitments (Alan Parker, 1991)

    Dos debilidades melómanas irresistibles: el soul de los 60 (¡ese cameo de Wilson Pickett!) y la efervescencia callejera de la capital irlandesa. Andrew Strong, entonces con 17 años, era un gran cantante que se quedó a medio camino, pero entre los secundarios asoman Glen Hansard (Once) y unos jovencísimos The Corrs.

    30 - Singles (Cameron Crowe, 1992)

    De nuevo Crowe, firma histórica de Rolling Stone, ofrece aquí una comedia romántica sobre veinteañeros en el contexto de Seattle y el movimiento grunge. Protagonizan Matt Dillon y Bridget Fonda, pero aparecen músicos de Pearl Jam, Soundgarden o Alice In Chains (todos menos Nirvana) en su momento más crujiente.

    29 - I’m Not There (Todd Haynes, 2007)

    Seis actores, seis, encarnan a Dylan desde diferentes ángulos; entre ellos, el añorado Heath Ledger, un niño negro (Marcus Carl Franklin) y una mujer, la mejor: Cate Blanchett. Como buena película dylanita tiene algo de marciano, pero su banda sonora (casi 40 versiones del bardo) es fabulosa.

    28 - Sympathy For The Devil (Jean-Luc Godard, 1968)

    Los Stones se pusieron en manos de Godard para que hiciera con ellos lo que quisiera: un panfleto sobre la intelectualidad en plena revolución social. Para hacerla más comercial, el productor metió a la banda tocando el tema del título. Godard, cabreado, le pegó un puñetazo en la boca en el estreno.

    27 - La mugre y la furia (Julien Temple, 2000)

    The Sex Pistols, el clásico fogonazo pop: sale de la nada, se le indigesta la fama y desaparece. Todo con mucho ruido, claro. Temple lo narra en el contexto social del Reino Unido de finales de los 70. El docu viene a complementar otro previo del mismo autor: Dios salve a la Reina (1980).

    26 - Radio encubierta (Richard Curtis, 2009)

    ¿Qué habría sido del rock sin la radio? Y más concretamente, ¿y sin las emisoras piratas? El guionista de Notting Hill y Cuatro bodas y un funeral hizo el homenaje necesario a una radio que pinchaba –saltándose la ley– canciones para incendiar la llama de la revolución sexual… ¡desde las encrespadas aguas del Mar del Norte!

    25 - Caiga quien caiga (Perry Henzell, 1972)

    Protagonizada por el cantante Jimmy Cliff, no sólo fue la primera película jamaicana de la historia, sino que descubrió al mundo una cosa llamada reggae, el verdadero rock afrocaribeño, un género que por aquella época no estaba asociado precisamente al “buen rollito” y el perroflautismo.

    24 - Rock’n'roll High School (Allan Arkush, 1979)

    Unos estudiantes de Secundaria, muy fans de los Ramones, se rebelan contra las normas en su instituto. El propio grupo participa en el motín roquero. Ayuda en la dirección Joe Dante y protagoniza P. J. Soles, cuya más vistosa contribución posterior al audiovisual fue aparecer en El coche fantástico.

    23 - Mayor of the Sunset Strip (G. Hickenlooper, 2003)

    Rodney Bingenheimer fue el primer disc-jockey radiofónico en pinchar, entre otros, a Sex Pistols, Ramones, Blondie, Nirvana o David Bowie. Lo más importante, sin embargo, es que ha sido amigo de todos ellos. Una mirada fascinante a un personaje único y prácticamente desconocido.

    22 - The Rutles: All You Need Is Cash (Eric Idle, Gary Weis, 1978)

    Descacharrante parodia de la carrera de los Beatles y su impacto social. Pergeñado en la factoría cómica de Monty Python, el filme cuenta con la participación de Bill Murray, John Belushi y Dan Aykroyd. También hay cameos de Mick Jagger, Paul Simon, Ron Wood y el propio George Harrison.

    21 - Stop Making Sense (Jonathan Demme, 1984)

    El director de El silencio de los corderos fulminó los límites del concierto filmado, inventando junto a los Talking Heads del inquieto David Byrne “algo” para lo que aún no se ha encontrado el término apropiado. La demostración empírica de que no había excusas para que los directos siguieran siendo aburridos de ver.

    20 - Dig! (Ondi Timoner, 2003)

    Dos bandas que comenzaron juntas, The Dandy Warhols y The Brian Jonestown Massacre, ven cómo su relación pasa de la amistad al odio visceral cuando los primeros alcanzan el éxito y los segundos quedan relegados. Ver para creer, este documental es uno de esos pequeños milagros que de vez en cuando suceden.

    19 - Woodstock (Michael Wadleigh, 1970)

    La cumbre del hippismo: el festival de Woodstock (que se celebró en Bethel, EE UU, en el verano de 1969) fue un estallido de rock, barro, psicodelia, drogas, paz y amor. Este documental clásico tardó cinco años hasta poder estrenarse en España, en los estertores del franquismo.

    18 - Elvis: That’s The Way It Is (Denis Sanders, 1970)

    Durante el verano de 1970, un equipo grabó las actuaciones de Elvis Presley en Las Vegas. El Rey cantaba como nunca, repartía morreos y caricias entre sus entregadas fans, y no mostraba signos de decadencia. En 2001 se estrenó una nueva versión con más material entre bambalinas.

    17 - Corazones rebeldes (S. Walker, S. George, 2007)

    Aquello de que “los viejos rockeros nunca mueren” es una frase hecha… y una mentira. Que se lo digan a los miembros del coro de ancianos que protagoniza este emocionante documental, que tienen que lidiar con bajas constantes y temas de Coldplay, Hendrix y The Clash.

    16 - Qué noche la de aquel día (Richard Lester, 1964)

    La primera y más barata de laspelículas con los Fab Four sigue siendo la mejor. La persecución de las fans en el tren es iconográfica. Y los personajes estaban bien perfilados: el cáustico John, el travieso Paul, las payasadas de Ringo y el silente George. Que se llevó a Pattie Boyd en el rodaje, oiga…

    15 - 24 Hour Party People (Michael Winterbottom, 2002)

    Rodado con guasa británica y maneras de falso documental, el filme glosa la historia de Tony Wilson, reportero de TV que fundóel sello Factory Records (Joy Division, New Order, Happy Mondays) y el mítico club The Hacienda. Wilson hizo de Manchester la capital del pop y el desparrame.

    14 - I Am Trying To Break Your Heart (Sam Jones, 2002)

    El fotógrafo Sam Jones convenció a Wilco, una de las bandas más influyentes de la actualidad, de que les dejase filmar la grabación de su disco Yankee Hotel Foxtrot, sin saber que asistiría a la vez a la creación de una obra maestra y de una crisis interna de proporciones descomunales.

    13 - Hype! (Doug Pray, 1997)

    “¿Y qué demonios fue eso del grunge, abuelo?”. Si algún día tus nietos te hacen esa pregunta, ponles este documental. Todos los protagonistas del fenómeno –con la única pero notable ausencia de Nirvana– cuentan mirando a cámara, de una manera desmitificadora y sincera, cómo un puñado de bandas sacudieron desde Seattle el mundo.

    12 - El diablo y Daniel Johnston (Jeff Feuerzeig, 2007)

    Revelado al mundo gracias a admiradores ilustres como Kurt Cobain, Daniel Johnston es uno delos genios más atormentados que ha dado la música norteamericana. Para indagar en el fondo de su creatividad, locura y dolor, este músico y dibujante de culto cuenta las historias detrás de sus obras.

    11 - Lemmy (G. Oliver, W. Orshoski, 2010)

    Líder de Motörhead y músico en activo desde antes de que existiera el rock, Lemmy es un personaje único entregado en cuerpo y alma a una misión: sonar más alto que nadie. Entre charlas sobre iconografía militar y batallitas que te dejarán con la boca abierta, no podrás evitar hacerte fan de este ídolo.

    10 - Metallica: Some Kind Of Monster (J. Berlinger, B. Sinofski, 2004)

    ¿Y si Metallica tuvieran su propio Gran Hermano? Empezó siendo un documental de la grabación de un disco complicado (St. Anger, 2003),pero la cosa fue a mayores: inseguridad, conflicto, rencor, intereses… Estrenarlo fue un acto de osadía y candidez a partes iguales.

    9 - Everyone Stares: The Police Inside Out (Stewart Copeland, 2006)

    Si alguna vez te has preguntado qué se siente frente a una batería, esta es tu película. Durante años, Copeland giró por todo el mundo con The Police y registrando con una cámara de Super 8 TODO lo que sucedía. Pasado el tiempo juntó ese material y decidió contar su versión de la historia del grupo.

    8 - American Graffiti (George Lucas, 1974)

    Un grupo de amigos en el punto de inflexión de sus vidas. Francis Ford Coppola apadrinó este fresco de la juventud americana de comienzos de los años 60: juergas, coches y mucho rock and roll. Su banda sonora, un grandes éxitos en toda regla, vendió discos por sacas. En España, aunque no pasó del nº11 en las listas, dejó poso.

    7 - El último vals (Martin Scorsese, 1978)

    Scorsese siembra para la posteridad las bases del documental rock. La lucha de egos conduce a The Band a la extinción, pero antes enchufan las guitarras e invitan a participar en el mejor concierto de la historia a Bob Dylan, Neil Young, Joni Mitchell y Van Morrison, el león huraño, que aquí sonríe y se desmelena en Caravan.

    6 - No Direction Home (M. Scorsese, 2005)

    Entre 1961 y 1966, Bob Dylan hizo su particular tránsito: de bardo concienciado a estrella del rock. O, si prefieres, de héroe a traidor con gafas de sol. La historia era jugosa y, cuando a Scorsese le propusieron plasmarla en un documental para televisión, su respuesta sólo podía ser una. Su historia contada por elpropio Dylan, sin intermediarios.

    5 - The Doors (Oliver Stone, 1991)

    Más que el perfil cinematográfico de la legendaria banda estadounidense, lo que hizo Stone con esta peli fue su homenaje particular a Jim Morrison, poeta y cantante difunto, miembro honorífico del “Club de los 27”. Val Kilmer, poseído por el Rey Lagarto, se metió tanto en el papel que acabó cantando gran parte de los temas.

    4 - Hedwig And The Angry Inch (John C. Mitchell, 2001)

    Un geniecillo salido de la nada, John Cameron Mitchell, escribió, protagonizó y dirigió la gran ópera rock del siglo XXI, todo un hito de las sesiones golfas y un alegato a ratos glam a ratos punk en favor del amor sin barreras de género. The Origin of Love es un temazo que emociona un pellizco más en cada escucha.

    3 - Anvil – El sueño de una banda de rock (Sacha Gervasi, 2008)

    Pudieron ser tan grandes como Metallica, pero el grupo de heavy metal canadiense Anvil se quedó en nada. Inasequibles al desaliento, sus líderes Lips y Robb Reiner ya cuarentones y malviviendo con trabajos horribles, siguen luchando por hacer realidad el sueño adolescente de ser estrellas de rock.

    2 - Year Of The Horse (Jim Jarmusch, 1997)

    Sólo un buen amigo suyo como Jarmusch tiene permiso para conversar sobre la Biblia, capturar las broncas que echa a sus compañeros de banda en los camerinos y acompañar en una gira a Neil Young, uno de los nombres clave de la historia del rock. Añádase que interpreta muchos de sus clásicos y comiéncese a salivar del gusto…

    1 - Spinal Tap (Rob Reiner, 1984)

    Baterías que desaparecen por combustión espontánea, amplificadores con el volumen al 11, pintas infames y coñas inagotables. Nunca un falso documental –la banda Spinal Tap se inventó para la película– fue tan auténtico. Ni tan divertido.

      ¿Quien dijo que un filme sobre música tiene que ser un musical por narices? Afirmarlo sería una falacia enorme, y en lo que respecta al rock, más todavía. Siempre pletórica de vidas al límite, anécdotas descabelladas y personajes bigger than life, la música popular y su entorno pueden dar argumentos a películas de toda índole, […]

    4 Comentarios

    • #1 Zero

      The Wall en el puesto 35? Una obra de arte con una de las mejores bandas sonoras de la historia y queda relegada al numero 35? y ponen a metallica en el numero 10 con el álbum mas bastardeado de su carrera, piensen mejor sus listas

    • #2 flyingmouse

      ComentarioYo le agregaría a tu lista las siguientes:
      SCHOOL OF ROCK
      THE ROCKER
      THE ROCKA
      DETROIT METAL CITY
      KILLING BONO
      LINDA, LINDA, LINDA
      y seguro se me olvida alguna, luego la agrego.

    • #3 flyingmouse

      Por supuesto, se me pasa la psicodélica SGT. PEPPER LONELY HEART CLUB BAND con Peter Frampton de progatonista. Si recuerdo alguna más la agrego luego.

    • #4 NachoDos

      Muy buena selección. Me gustaría recomendaros a John Cazale para que le hagáis un especial: http://goo.gl/akVm3
      Un saludo!

    Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

    Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

    También puedes iniciar sesión mediante:

    Current day month ye@r *

    Galería (y mucho más): Las mejores frases de los mejores directores

    El estudio de diseño Elkano Data celebra su aniversario con este tributo a David Lynch, Tim Burton, Stanley Kubrick y otros cinco cineastas con la lengua muy suelta. Por CINEMANÍA

    Escalofríos de autor: lo mejor del terror ‘gafapasta’

    A veces, los cineastas con prestigio y derecho a Palma de Oro también sienten ganas de asustarnos. Aquí te lo recordamos. Por YAGO GARCÍA

    Tráiler de ‘Only Lovers Left Alive’, de Jim Jarmusch

    Tom Hiddleston y Tilda Swinton son una centenaria pareja de vampiros aficionados a la buena música y la lectura en la nueva película del director de 'Los límites del control'. Por CINEMANÍA

    Rockeros, cineastas y viceversa: cuando los directores graban discos

    Tom DiCillo ('Johnny Suede') acaba de publicar su primer LP con el grupo The Black and Blue Orkestre. Recordamos a otros 'auteurs' con carrera discográfica. Por YAGO GARCÍA

    Imagen del vídeo

    Moneyball

    Imagen del vídeo

    The Tree of Life

    Imagen del vídeo

    Megamind