Los mejores golpes de ‘Karate Kid’

Hace 26 años, aprendimos que dar cera y quitar cera eran los primeros pasos hacia el cinturón negro.

Por - 25 de agosto de 2010

karate-kid-1

RALPH MACCHIO (Daniel LaRusso)

Ralph-Macchio-665x385

Antes: Su reducida estatura y cara de no haber roto un plato permitieron a Ralph Macchio (Sacramento, California, 1960) convertirse en estrella adolescente con los 21 años, gracias a la serie Con ocho basta. En 1983, el mismísimo Francis Ford Coppola le incluyó en ese ‘quién es quién’ del brat pack conocido como Rebeldes, junto a unos incipientes Tom Cruise, Emilo Estevez, Patrick Swayze y Matt Dillon.

El personaje: Arquetípico pringado convertido en estrella de las artes marciales, Danny LaRusso se pasó las tres entregas de la serie original dando y quitando cera, tanto en el sentido literal como en el figurado. Tras admirarle por superar sus traumas familiares en la primera Karate Kid (1984), le vimos enfrentarse a un magnate japonés de la pesca en la secuela (1986) para concluir la saga dejándose tentar por el villano John Kreese en  Karate Kid III (1989).

Después: ¿Qué les suele ocurrir a los ídolos teen tras sus sagas iniciáticas? Pues que, como Ralph, se convierten en carne de TV-movie y nostalgia. Después de Cruce de caminos (1991), una simpática versión musical de la historia que le dio la fama (cambia “karate” por “blues” y tendrás el argumento), Ralph participó en Mi primo Vinny (el filme de 1992 que le dio un Oscar a Marisa Tomei)… Y después sólo hemos sabido de él gracias a puntuales apariciones (as himself, por supuesto) en El séquito y en la web Funny Or Die.

NORIYUKI ‘PAT’ MORITA (Keisuke Miyagi)

miyagi

Antes: Criado durante la II Guerra Mundial (un período histórico no muy favorable para los asiáticos en EE UU), este estadounidense de origen japonés era ya moderadamente conocido en su país gracias a sus papeles en las series M*A*S*H Días felices cuando asumió la misión de espabilar a ‘Daniel-san’.

El personaje: El caso del Señor Miyagi es muy típico en las sagas fílmicas de los ochenta: de ser un personaje relativamente enigmático en la primera entrega, pasó a hacernos partícipes de las disputas entre dojos (gimnasios de karate) que le obligaron a salir de Japón en su juventud y, finalmente, a desvelarnos su verdadera vocación (plantador de bonsáis). Cuando ya no quedaban más misterios por desvelar, se mudó a Boston para entrenar a la hija de un viejo compañero de armas en El nuevo Karate Kid (1994).

Después: En 1987, la recién adquirida fama de Morita le procuró el protagonismo en una serie de TV (Ohara) que sólo duró una temporada en antena. Desde entonces, muy ancianito ya, el actor alternó sus trabajos en el mundo de la animación (prestó su voz al Emperador de Mulán) con exploitations de su papel más conocido como The Karate Dog (2004). Murió en 2005, tras haber recibido uno de los máximos honores que un mito ochentero jamás podrá alcanzar: un sketch en La hora chanante.

MARTIN KOVE (John Kreese)

Martin-Kove-Lives

Antes: Como tantos otros actores especializados en artes marciales, Kove saltó del mundo del deporte al de la interpretación, haciendo por lo general de matón karateka en series como Cagney y Lacey.

El personaje: Aunque incluso a los mayores fans de la saga les costará recordar su nombre, el pérfido sensei del dojo Cobra Kai es el único personaje que repite en las tres películas originales, junto a Daniel-san y el señor Miyagi. El papel fue escrito pensando en el todopoderoso Chuck Norris, quien lo rechazó pensando que daba una mala imagen de su disciplina. Reconozcamos que algo de razón tenía, porque Kreese no dudará en acosar, lesionar e incluso matar a cualquiera que pueda hacerle sombra a sus discípulos. En palabras de Miyagi: “Para hombre sin piedad en su corazón, vida es peor que muerte”.

Después: Eterno secundario, Kove fue un piloto de helicóptero en Rambo (1985) antes de volver a la serie B para no salir nunca de ella. En un episodio de Walker: Texas Ranger le tocó recibir una paliza de manos, por supuesto, de Chuck Norris. Cosas del karma.

ELIZABETH SHUE (Ali Hills)

shue

Antes: Descendiente de los Padres Fundadores (lo más parecido a una aristocracia hereditaria en EE UU) e hija de un ejecutivo con ambiciones políticas, Shue ejerció como actriz publicitaria antes de debutar en cine con la primera Karate Kid en 1984. Anteriormente había rechazado el papel de Jennifer Connelly en Érase una vez en América, de Sergio Leone.

El personaje: Fíate de los artistas marciales y no corras: el noviazgo de Shue con Daniel-san aguantó sólo la película inaugural de la serie, siendo reemplazada en la segunda parte por la nipona Tamlyn Tomita (El club de la buena estrella) y, en la conclusión de la primera trilogía, por otra moza anglosajona y protestante, Robyn Lively. Un cambio igual de drástico que el obrado en los temas románticos de la banda sonora: de Bananarama en la primera entrega al fláccido baladista Glenn Medeiros. Está claro que, con tanto golpe en la cabeza, Ralph Macchio no recordaba bien a qué chica debía morrear después de cada torneo.

Después: Tras verse compuesta y sin novio karateca, a Shue le tocó reemplazar a Claudia Wells como novia de Michael J. Fox en la segunda y tercera parte de Regreso al futuro.En 1995, correr tras el eternamente borracho Nicolas Cage de Leaving Las Vegas le reportó un Oscar a la Mejor Actriz Principal. Desde entonces la hemos visto en filmes como El Santo Desmontando a Harry (ambas de 1997). Este año volverá a los cines españoles como protagonista de Piraña 3D.

HILARY SWANK (Julie Pierce)

next-karate-kid-hilary-swank-kung-fu-kick

Antes: Tras una infancia tan problemática como la de muchos de sus personajes (se crió en un aparcamiento para caravanas, en la mejor tradición white trash), Swank comenzó su carrera de actriz como un medio para contribuir al presupuesto familiar. Se la vio en las series Los problemas crecen (junto a otro jovenzuelo llamado Leonardo DiCaprio) Evening Shade, exploitation de Twin Peaks protagonizada por Burt Reynolds.

El personaje: Con Ralph Macchio y del director John G. Avildsen fuera de escena, en 1994 sólo dos participantes de la Karate Kid original estaban dispuestos a prolongar la franquicia: Pat Morita y el productor Jerry Weintraub. Como la codicia hace mucho, el dúo orquestó una cuarta entrega llamada (en el colmo de la originalidad) El nuevo Karate Kid,en la que el huérfano sinfustón se veía reemplazado por una chica insociable, agresiva y con pasión por la cría de halcones. Por supuesto, no hubo más secuelas.

Después: Tras cinco años de travesía del desierto (expulsión del reparto de Sensación de vivir incluida), Swank saltó al primer plano gracias a su interpretación del transexual Brandon Teena en Boys Don’t Cry (1999), que le proporcionó un Oscar y un Globo de Oro. Multipremiada de nuevo en 2004 gracias a Clint Eastwood y su Million Dollar Baby,a la actriz sólo le queda un desafío: lograr el reconocimiento de público y crítica por un papel que no le exija llevar pantalones. Este año la veremos en el filme de terror The Visitor.

BILL CONTI (Banda sonora)

conti

Antes: Dinastía, Falcon Crest, Cagney y Lacey… Son sólo algunas de las series que deben su sintonía a este compositor de Rhode Island. John G. Avildsen y él compartieron el éxito de Rocky, cuyo tema principal Gonna Fly Now fue número 1 en ventas en EE UU. Desde 1977, Conti dirige la orquesta en la gala de los Oscar, para la que también compone temas y fanfarrias.

La música: El tema de Conti para la primera Karate Kid no figura entre sus más conocidos, pero el compositor aprovechó el proyecto para traerse a sus amiguetes de Survivor. Esta banda de rock tirando a palizas aportó a la BSO del primer filme su tema The Moment  of Truth, uno de esos desparrames ochenteros más adecuados para lucir melenas y cardado que para poner los cuernos. Tras este primer éxito, Conti proporcionó música a las otras cuatro películas de la franquicia, incluyendo El nuevo Karate Kid.

Después: Ganador de un Oscar en 1984 (el mismo año que Karate Kid) por Elegidos para la gloria, Conti ha alternado su rol en la Academia de Hollywood con bandas sonoras para proyectos de menor (Masters del Universo) y mayor (El secreto de Thomas Crown)enjundia.

Escribe tu comentario

Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante:

recreativos_cine

Vídeo del día: Homenaje de cine a las máquinas recreativas

Antes de que las videoconsolas impusieran su ley, los personajes de Hollywood pagaban sus vicios pixelados a base de monedas. Este 'supermontaje' nos lo recuerda.

Loca academia de policia

12 cosas que (probablemente) no sabías de ‘Loca academia de policía’

Te lo contamos todo sobre la comedia con placa más absurda de 1984.

Imagen del vídeo

Larry Crowne, nunca es tarde

Imagen del vídeo

Toy Story 3