Cinemania Claqueta Arrastra este icono a tu barra de tareas y estarás informado de todas las novedades.
Logotipo de CINEMANIA CINEMANIA
Martes, 29 de Julio de 2014
Siguenos en Google Plus

Noticias

|

Miedos muy reales: 10 películas de terror basadas en historias verdaderas

19.10.2012

A diferencia de 'Paranormal Activity 4', todos estos filmes reflejaron sucesos que te podrían pasar a ti. Por YAGO GARCÍA

miedos muy reales 10 peliculas de terror basadas en historias verdaderas

A veces, el cine inspira crímenes en la vida real. Pero, por suerte, el caso más habitual es el opuesto, y son las películas las que se nutren de los titulares más morbosos. Ahora que Paranormal Activity 4 nos devuelve a su mundo de terror en vídeo doméstico, es el momento de repasar los thrillers y las historias de miedo cuyo punto de partida tuvo lugar en nuestro mundo. Algunas de estas cintas recurrieron a las historias paranormales, y otras se alimentaron de lo peor de la naturaleza humana. Las hay que exageraron sus referencias para hacerlas más espectaculares, mientras que también abundan las que se mantuvieron fieles a las fuentes o (en algunos casos) optaron por excluir los detalles más morbosos. Pero todas ellas reflejan sucesos que, si tienes muy mala suerte, te podrían pasar a ti...

La matanza de Texas (1973)

La película: Un grupo de veinteañeros de excursión se topa con una familia de palurdos psicópatas y caníbales. El más inquietante de todos ellos, Caracuero, lleva una máscara y ropas fabricadas con la piel de sus pasadas víctimas. Y una sierra mecánica más grande que él, también.

La historia real: ¿Sabías que La matanza de Texas, El silencio de los corderos y Psicosis comparten la misma fuente de inspiración? Hablamos de Ed Gein, un agricultor de Wisconsin aficionado al robo de tumbas, a la taxidermia (disecando cuerpos humanos) y a otros macabros trabajos. Eso sí: a diferencia de Caracuero, Norman Bates y Buffalo Bill, Gein 'sólo' fue responsable de dos asesinatos, obteniendo la mayor parte de su material a partir de cadáveres frescos.

Tiburón (1975)

La película: Un gigantesco tiburón blanco (Bruce, para los amigos) organiza un buffet libre de bañistas en la turística isla de Amity, mientras el sheriff Roy Scheider intenta clausurar las playas y Steven Spielberg sienta las bases del blockbuster contemporáneo.

La historia real: Peter Benchley, autor de la hoy olvidada novela original, basó su historia en un caso ocurrido en Nueva Jersey en 1916. Tras la desaparición de al menos cinco bañistas, un pescador halló restos humanos en el estómago de un escualo de los grandecitos (más de dos metros de longitud). Pese a que aún se especula sobre si dicho tiburón fue el responsable de todas las muertes, lo cierto es que estas cesaron desde entonces.

Terror en Amityville (1979)

La película: James Brolin (el papá de Josh) y la futura novia de Superman, Margot Kidder, se mudan junto a sus hijos a una casa donde ocurrió un asesinato múltiple. Por supuesto, una vez instalados empiezan a ocurrirles desgracias de todo tipo, entre las que podemos contar nueve secuelas, nueve, y un remake bastante pobre fechado en 2005. Este último apareció en nuestra lista de películas malditas y con mal fario.

La historia real: El libro en el que se basó Terror en Amityville recogía las peripecias, supuestamente auténticas, de la familia Lutz, que sólo aguantó 28 días en una mansión colonial comprada por la friolera de dos millones y medio de euros (ajustados) en 1975. Olores pestilentes, comportamientos compulsivos en los niños y en los adultos, una enigmática "habitación roja" de la que nadie les había hablado fueron los responsables de que el clan tirase su inversión inmobiliaria a la basura.

El Ente (1981)

La película: Como si el acoso sexual de los pueblerinos de Perros de paja no fuera suficiente, la pobre Barbara Hershey encarna aquí a una mujer violada repetidas veces por una misteriosa criatura invisible. A Martin Scorsese, esta película le encanta.

La historia real: En 1974, la californiana Doris Bither recurrió a la ayuda de investigadores paranormales para acabar con los abusos que sufría a manos de un poltergeist. Según los cazafantasmas, en la casa de la víctima se documentaron fenómenos extraños tales como luces encendiéndose y apagándose y objetos que se desplazaban sin causa aparente. 

Henry: retrato de un asesino (1986)

La película: Tan brutales eran los asesinatos reflejados en esta cinta por el director John McNaughton que Henry... pasó varios años en cuarentena antes de llegar a los cines: nadie se atrevía a estrenarla.

La historia real: Los protagonistas del filme están basados en dos personajes reales: Henry Lee Lucas, psicópata que asesinó a 11 personas, y su compinche Otis Toole. En la vida real, Lucas afirmó haber matado a más de 600 personas, aunque eso se debería más bien a que, con cada supuesta confesión, un departamento de policía ávido de cerrar casos mejoraba las condiciones de su vida en prisión.

Inseparables (1988)

La película: La relación entre los gemelos Elliot y Beverly Mantle (un Jeremy Irons desdoblado) siempre ha sido bastante enfermiza, a lo cual no ayuda nada el hecho de que ambos trabajen como ginecólogos. Pero cuando Beverly, el miembro más frágil de la pareja, se enamore de una de sus pacientes, la cordura de ambos de desplomará llevándoles a extremos homicidas.

La historia real: En 1975, los hermanos gemelos y ginecólogos Stewart y Cyril Marcus fueron hallados muertos en el apartamento que compartían en Manhattan. La pareja, que atendía en su clínica a la créme de la créme de la alta sociedad neoyorquina, había fallecido a causa del síndrome de abstinencia a los barbitúricos, y su piso de lujo semejaba un vertedero lleno de restos de comida. La periodista Linda Wolfe, antigua paciente de ambos, documentó su caso en el libro de reportajes El profesor y la prostituta.

Drácula de Bram Stoker (1992)

La película: Al ofrecernos su visión del conde transilvano y chupasangres, Francis Ford Coppola optó por un ángulo poco explotado en el cine, centrando la película en el pasado del vampiro como señor feudal y terror de los turcos.

La historia real: Construyendo a su famoso personaje, Bram Stoker se fijó en la figura de Vlad III el Empalador, príncipe de Valaquia. Conocido tanto por su buen trato al campesinado (en Rumanía se le considera un héroe nacional) como por su crueldad hacia el enemigo, con el que gustaba de preparar pinchitos otomanos, este aristócrata balcánico fue apodado en vida 'Draculea', que quiere decir "hijo del dragón". Por cierto, uno de su archienemigos fue el rey de Hungría Matías Corvinus: ¿te suena de algo?

Open Water (2004)

La película: Abandonado de mala manera por los pilotos de su yate, un infeliz matrimonio queda atrapado en un arrecife del Caribe. Como si estar aislados en alta mar y rodeados de superficies cortantes no fuese lo bastante malo, los dos pronto se ven rodeados de tiburones con hambre atrasada.

La historia real: Un despiste fatal causó la muerte, en 1998, del matrimonio Lonergan: el grupo de turistas con el que recorrían la Gran Barrera Australiana, el arrecife de coral más grande del mundo, se olvidó de recogerles, y ambos desaparecieron sin dejar rastro. 

El exorcismo de Emily Rose (2005)

La película: El juicio por homicidio contra un sacerdote (Tom Wilkinson), presunto responsable de la muerte de una joven, se convierte en una encrucijada donde se unen la fe, la superstición, los fenómenos paranormales y la imprudencia temeraria.

La historia real: Mientras que en la película no queda claro del todo si Emily Rose estaba poseída por Satán o sólo padecía una forma rara de epilepsia, la joven alemana Anneliese Michel era, muy probablemente, una enferma mental que se mató a sí misma de hambre (con la connivencia de un sacerdote y de sus propios familiares) al interpretar sus crisis alucinatorias como ataques del Maligno.

Zodiac (2007)

La película: Quienes esperaban que David Fincher volviese por sus fueros destrozones en este filme se equivocaron: analítica y meticulosa, la película describe cómo varias vidas quedan hechas trizas al enredarse en la investigación de unos asesinatos en serie.

La historia real: El dibujante Robert Graysmith (Jake Gyllenhaal en el filme) echó realmente por la borda su vida privada tratando de descubrir la identidad del Asesino del Zodíaco, un psicópata que mató a al menos cinco personas en San Francisco y sus inmediaciones a finales de los 60. Aunque Graysmith afirmó haber encontrado al criminal, como refleja el filme, las pruebas de ADN en las cartas que este enviaba a la prensa descartaron a su sospechoso. Los asesinatos del zodíaco, por cierto, inspiraron la figura de Scorpio, el enemigo de Clint Eastwood en Harry el sucio.

 
icono comentarios0 comentario
(39 valoraciones)
1 estrella 2 estrellas 3 estrellas 4 estrellas 5 estrellas

0 comentarios

Debes estar registrado y logeado para comentar en CINEMANÍA.
Alicante, puerto de salida de la vuelta al mundo a vela
Consigue tu ejemplar en Cinemania en Kiosko y Mas

Webs de PRISA

cerrar ventana