15 cosas que (probablemente) no sabías de ‘Matrix’

Tal día como hoy, en 1999, se estrenó en España el mayor 'blockbuster' del cambio de milenio. Celebramos la ocasión con una lista de datos que pueden ser verdad... o una ficción de las máquinas. Por YAGO GARCÍA

23 de junio de 2012

Trece años ya. Trece años desde que seguimos por primera vez al conejo blanco, desde que nos tomamos la pastilla roja y Laurence Fishburne nos metió el miedo en el cuerpo con una pila Duracell. Trece años pretendiendo que las gafas de sol y la ropa negra nos quedan igual de bien que a Keanu Reeves, y buscando una chica que propine patadas voladoras con el mismo salero que Carrie-Anne Moss. Y, claro está, trece años de tiempo-bala. Trece años, en fin, desde que Matrix se estrenó en España un 23 de junio de 1999, recaudando auténticas millonadas en todo el mundo y dando el pistoletazo a una trilogía que (una vez vistas Matrix Reloaded y Matrix Revolutions) tampoco fue para tanto. Como uno no celebra todos los días el aniversario de un filme capital en el cine palomitero, CINEMANÍA le dedica hoy uno de sus informes exhaustivos a las aventuras de Neo, Trinity, Morfeo y, por supuesto, de los hermanos Wachowski. Garantizamos que todos los datos de nuestro reportaje son la pura realidad, y no una ficción del Agente Smith, pero no te confíes demasiado…

Por un puñado de ciberdólares

 

Con todo su lujo y su poderío digital, Matrix estuvo a pique de salir a los cines como un filme de bajo presupuesto. Algo que parece más o menos lógico, dado que en los corrillos de Warner Bros se conocía al proyecto como “ese guión que no entiende nadie”. Cuando los productores les dijeron que ‘sólo’ dispondrían de 10,3 millones de euros para rodar su película, los hermanos Wachowski recurrieron a una estratagema genial: gastarse toda la suma en la primera escena del filme. Cuando vieron a Carrie-Anne Moss propinando esa legendaria patada en tiempo-bala, los ejecutivos les extendieron un cheque en blanco.

“Queremos que sea así, pero en acción real”

El empuje visual de la primera escena de la película no fue suficiente para convencer al productor Joel Silver para que aflojase la pasta. A fin de hacerle entender lo que esperaban de la película, los Wachowski le invitaron a ver Ghost In The Shell, el clásico del anime electrónico y violento. En homenaje a esta influencia tan directa, Matrix está llena de guiños al filme de Mamoru Oshii: el más clamoroso (pero no el único) es la famosa “lluvia digital” de sus títulos de crédito.

¿Quién inventó el ‘tiempo-bala’?

La verdad es que tiene su mérito: con 200 planos de efectos especiales, que ocupan el 20 por ciento de su metraje, Matrix puede alardear de haber popularizado esta técnica que combina  la imagen ralentizada con movimientos de cámara extremadamente rápidos. Ahora bien, ¿quién fue el primero en sacársela de la manga? Algunos (los clásicos) dicen que ya se hallaba en los trabajos del pionero Eadweard Muybridge (1830-1904). Otros, que apareció por primera vez en los créditos de la serie anime Speed Racer (¿te suena?). Pero su primera aplicación en el cine, por lo visto, tuvo lugar en Mata y mata otra vez, un producto videoclubero de artes marciales fechado en 1981. Los Wachowski, que la conocieron a través de los videoclips de Michel Gondry para Bjork, pueden sentirse orgullosos: un año después del estreno de Matrix, la escena más famosa del filme había sido parodiada en 20 películas.

Se busca mesías. Razón, aquí

nicolas_cage_matrix

El casting de Matrix no tuvo muchas complicaciones, salvo en dos casos. El primero, el de Morfeo: antes de que Laurence Fishburne se hiciese con el rol del profeta calvo, éste fue ofrecido a Sean Connery (“No entiendo ni papa del guión”, respondió el escocés), Samuel L. Jackson y Gary Oldman. El caso de Neo, protagonista de la función, fue mucho más delirante: entre los candidatos figuraron Val Kilmer, Leonardo DiCaprio, Tom Cruise y… ¡Nicolas Cage! Si piensas que ver al sobrino de Coppola con gafas de sol y gabardina de plástico hubiese sido traumático, espérate a leer nuestro siguiente apartado…

“Un trágico error, señor Smith”

will_smith_men_in_black_matrix

Entre los actores que rehusaron participar en Matrix, hay dos que cometieron errores particularmente  enormes: el primero fue Jean Reno, primer candidato a encarnar al Agente Smith, quien prefirió irse con Roland Emmerich a cazar lagartos en Godzilla. El segundo, y más clamoroso, fue el de Will Smith. Instalado por fin en el estrellato tras Men In Black, Independence Day y Enemigo Público, el actor rechazó el papel de Neo… En favor de Wild Wild West, la película menos valorada de su carrera. En la segunda y tercera entregas de la saga, eso sí, hallamos a su esposa Jada Pinkett-Smith, manteniendo alto el pabellón familiar.

Gafas a medida

matrix_neo_gafas

Con los mentideros de Hollywood llenos de rumores de que esa peli iba a ser la bomba, los departamentos de marketing de muchas empresas compitieron por colarle un product placement a Warner en Matrix. El caso más delirante es el de las gafas de sol que llevan los héroes: tras una puja bastante complicada contra Ray-Ban y Arnette, se llevó el gato al agua la firma Blinde, cuyo propietario Richard Walker diseñó y montó personalmente los pares en una óptica de Sydney (Australia), donde se rodó la película.

Economizando recursos

Tras el apartado anterior, cualquiera diría que la ropa lucida por los personajes de Matrix se compone de diseños exclusivos de primeras marcas, ¿verdad? Pues nada de eso: ese vestuario tan molón fue uno de los apartados en los que Silver y los Wachowski decidieron escatimar presupuesto, obligando a la diseñadora Kym Barrett a trabajar con materiales de baratillo. Así mismo, gran parte de los decorados provenían del rodaje de Dark City, la película de Alex Proyas con la que tantas veces fue comparada Matrix en su estreno. Qué cosas.

¿En qué ciudad vive Neo?

matrix_keanu_reeves

No por ser un simulacro realizado por ordenador el enigma está menos vigente: ¿cuál es la ciudad –virtual- en la que vive el protagonista de Matrix? Según documentos que se hallan en la película, su nombre es Capitol City, los nombres de sus calles, su prefijo telefónico (312) y la forma de muchos de sus edificios corresponden a los de Chicago (la ciudad natal de los Wachowski), y detalles como los de los coches circulando por la izquierda son referencias a Sydney.

‘Temet Nosce’

matrix_oraculo

¿Te suena esta frase? Seguro que sí: es un latín un tanto macarrónico significa “Conócete a ti mismo”, puede leerse en la cocina donde el Oráculo prepara sus galletitas… Y era el lema del templo de Delfos, donde las sacerdotisas de Apolo predecían el futuro. Matrix está llena hasta los topes de referencias, tanto mitológicas (Morfeo es el dios romano del sueño), como literarias (el conejo blanco de Alicia en el País de las maravillas). Eso por no hablar de las alusiones bíblicas: el Nebuchadnezzar, la nave de los protagonistas, es el nombre inglés del rey babilonio Nabucodonosor, la ciudad de Sión es el nombre místico de Jerusalén (y, por extensión, de la Tierra Prometida), y qué vamos a decir de la Santísima Trinidad…

Todo por pares

Una de las escenas más celebradas de Matrix es aquella en la que Morfeo pone a prueba la concentración de Neo mediante la famosa mujer del vestido rojo. Si te fijas en dicho momento del filme, verás que todas las personas que pasan por la calle se parecen muchísimo unas a otras. ¿Una consecuencia de la falta de extras? Todo lo contrario: todos los figurantes que aparecen en la secuencia son parejas de hermanos gemelos.

“Esta ficción es MI ficción”

invisibles_morrison_matrix

Como reza el dicho de Hollywood, “a cada blockbuster, un juicio por copyright”. Y los Wachowski se han llevado, no una, sino dos, acusaciones de plagio. La primera vino del guionista de cómics Grant Morrison, quien les acusó de haberse fijado en su tebeo Los Invisibles (en la imagen) más de lo conveniente, aunque rehusó emprender acciones legales. La segunda, que sí acabó en los tribunales, tuvo como demandante a Sophia Stewart. Según esta guionista, tanto la saga virtual como Terminator son sendos copiazos de su historia The Eye, escrita en 1983.

“Bienvenido al desierto de lo real”

jean_baudrillard_matrix

La frase que pronuncia Morfeo cuando le explica a su discípulo que el porvenir de la humanidad es convertirse en baterías no recargables tiene un origen ilustre: procede del libro Simulacro y simulación de Jean Baudrillard, inmenso tochazo que (no por casualidad) es el mismo en el cual Neo esconde sus disquetes de ordenador. Tanto influyó en los autores el texto de marras que recomendaron su lectura a todo el reparto. Eso sí: cuando, tras el éxito de Matrix, los Wachowski se pusieron en contacto con él para que les ayudase a escribir las secuelas, Baudrillard les mandó educadamente a hacer puñetas.  “Esos señores han hecho la película sobre Matrix que las propias máquinas hubiesen producido”, señaló.

¿Tienes fe en el Elegido?

matrix_matrixismo

Si la respuesta a la pregunta es “sí”, tal vez te interese saber que Matrix se cuenta entre los filmes (como El gran Lebowski, sin ir más lejos) que tienen una religión a su medida. El culto de marras se llama Matrixismo, considera el uso de sustancias alucinógenas y psicotrópicas como un sacramento, y su símbolo sagrado es el ideograma japonés para el color rojo, en homenaje a cierta pastilla. Sus seguidores celebran su festividad (el ‘Día de la Bicicleta’) el 19 de abril, aniversario del descubrimiento del LSD.

“¡Era un constructo virtual, Señoría!”

En 2002, Toda Lynn Ashley fue hallada no culpable por motivos de salud mental tras haber asesinado a su casero en Ohio. Un año más tarde, Joshua Cooke, que había matado a sus padres, recibió un veredicto similar. ¿Cuál es el vínculo entre ambos casos? Pues que los respectivos abogados de la defensa emplearon la llamada “Defensa Matrix”, una argucia jurídica según la cual el acusado cometió sus crímenes tras haber visto repetidas veces la película, convencido de habitar en una simulación electrónica. El proceso más famoso en el que se ha empleado este razonamiento es el de Lee Boyd Malvo, el compañero menor de edad de John Allen Muhammad (apodado el ‘Francotirador de Beltway’, responsable de 10 asesinatos). Malvo, condenado a cadena perpetua, declaró haber visto el filme “más de 100 veces”.

Los humanos no son pilas

matrix_morfeo

En la historia original de los hermanos Wachowski, las máquinas no capturaban a los humanos para emplearlos como fuente de energía, sino para usar sus cerebros como procesadores. Pero los ejecutivos de turno consideraron que eso era demasiado raro para el público, así que obligaron a cambiar el guión… Y con ello motivaron un error científico de aúpa: un cuerpo humano genera al día unos 100 watios de potencia, cantidad que apenas basta para encender una bombilla, y cuya mayor parte se va en mantener el calor y las funciones vitales. La idea de que un ejército cibernético quiera emplear a la humanidad como fuente de energía es, siendo generosos, poco práctica.

2 Comentarios

  • #1 castort

    Y otra curiosidad más que agregar. El teléfono móvil que usa Neo es un Nokia 8110, al cual se le modificó el sistema de apertura y reemplazó por una tapa deslizante, especialmente para la película. Posteriormente Nokia sacaría al mercado el modelo 7110 que sí incorporaría dicha modificación de serie.

    Además, dicho teléfono no podían utilizarlo durante las filmaciones en otro sitio geográfico que no fuera Nueva Zelanda, ya que sino hubieran transgredido el reglamento de comunicaciones de la FCC.

  • #2 blizzard.satanik

    Eso es casi cierto. El nokia 8110 si tuvo tapa deslizante en una edicion especial que salio solo en Australia (donde se rodo la pelicula) y Europa.

    Curiosamente hice una entrada dedicada a esta pelicula en mi blog no hace demasiado en la que detallo muchas mas curiosidades:
    http://blizzarradas.blogspot.com.es/2012/07/matrix-1999.html

Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante:

Current day month ye@r *

johansonwintah

10 películas de superhéroes que nunca veremos

Los poderes de estos personajes no les permitieron levantar el vuelo en el cine.

¿Existe el ‘blockbuster’ de izquierdas?

En 'Elysium', Neill Blomkamp aborda temas como la lucha de clases y la sanidad pública. ¿Son sinceras películas como esta, o sólo frutos del postureo de Hollywood? Por YAGO GARCÍA

Cómo adaptar una novela al cine: manual de instrucciones

David Mitchell, autor de 'El Atlas de las nubes', da cinco sabios consejos a los guionistas que se entrometen con libros ajenos. Por CINEMANÍA

La tijera oriental: Lo ‘más peor’ de la censura en China

'El Atlas de las nubes' pierde 40 minutos de metraje para poder estrenarse en el gigante asiático. Recordamos otros casos en los que Hollywood ha dado su brazo a torcer. Por YAGO GARCÍA

Imagen del vídeo

Piratas del Caribe: En mareas misteriosas

Imagen del vídeo

The Tourist

Imagen del vídeo

Rango