‘El Hobbit: La desolación de Smaug’: Así fue el encuentro online con Peter Jackson

En directo desde Nueva Zelanda, vía internet, el director más tolkieniano nos ofreció un adelanto de la segunda parte de su trilogía. Por YAGO GARCÍA

25 de marzo de 2013

“Para vosotros, es domingo por la tarde, pero aquí en Wellington es lunes por la mañana: está claro que internet es una máquina del tiempo”. Estas fueron las primeras palabras de un Peter Jackson muy ufano en el evento online de presentación de El Hobbit: La desolación de Smaug. A la segunda parte de las aventuras de Bilbo Bolsón (Martin Freeman) todavía le quedan nueve meses para su estreno el 13 de diciembre, pero el cineasta neozelandés sabe mantener en ascuas a su público, y por eso nos ha ofrecido este encuentro cibernético acompañado del actor Jed Brophy (el enano Nori) y del montador Jabez Olsen. CINEMANÍA estuvo conectada al encuentro, y a continuación te ofrece su crónica del mismo.

Lo primero que debemos destacar es un tour a cargo del propio Jackson y de Jed Brophy por las instalaciones de Park Road, su taller de postproducción. Entre otras imágenes para el recuerdo, nos quedamos con las del plató donde se ruedan las escenas con captura de movimiento (un lugar que Andy Serkis debe conocer muy bien), y las de un corredor cuyas paredes adornan los pósters de todas las películas de James Bond (menos, qué cosas, el de Skyfall). Esto, claro está, es sólo un aperitivo antes de llegar al “sancta sanctorum”: la parte del complejo dedicada a los storyboards, los efectos digitales y el montaje. Los empleados que trabajan en ellas se esfuerzan por poner buena cara ante la cámara, pero la tónica la marcan los ojos somnolientos y la palidez de recién levantado. Está visto que los lunes por la mañana son todos iguales, sin importar la latitud o la longitud.

Es en esta zona donde nos llevamos la primera sorpresa: Jackson nos anuncia que vamos a ver un diseño de Smaug El Dorado, el dragón que arrebató la Montaña Solitaria a los ancestros de Thorin (Richard Armitage). Tras un primer farol (en realidad, un fondo de escritorio de uno de los currantes) vemos por fin una silueta que podría corresponder, o no, a la del reptil alado con la voz de Benedict Cumberbatch. “Parece un T-Rex con alas”, comenta el cineasta jocosamente. ¿Estará siendo legal con nosotros, o se tratará de otra broma? Echadle un vistazo a la imagen y opinad por vosotros mismos.

hobbit_smaug

Que Jackson tiene un sentido del humor bastante esquinado no es ninguna novedad, pero tenemos una nueva prueba al llegar a una de las salas de montaje: la habitación la preside un póster en 3D de Elrond -Hugo Weaving-. “Sea la hora que sea, él siempre te está mirando”, nos informa uno de los trabajadores, y a nosotros nos parece una medida eficaz, si bien cruel, de control laboral: cualquiera se atreve a perder el tiempo con esos ojos clavados en el cogote. A continuación, en la sala de visionado, Jackson nos informa sobre el gusto que da disponer de “una tele muy grande” para ver los copiones a alguien como él, que se pasó tantos años montando y revisando sus filmes en una moviola.

A continuación, llega uno de los puntos fuertes del evento: el director nos muestra una colección de tomas de una sola escena, un breve diálogo entre Martin Freeman y sus compañeros enanos a bordo de un barco fluvial (con la obligatoria pantalla verde de fondo). Entre explicación y explicación sobre la importancia del montaje para hacer una buena película, Jackson nos dice que miremos bien las imágenes, porque sólo una de las alternativas llegará al estreno. Nosotros sólo podemos constatar que Freeman lo borda en todas las ocasiones: nos costaría quedarnos sólo con una. Eso sí, lo más probable es que la elegida sea aquella en la que el protagonista comparte encuadre con Aidan Gillen: “Queremos sacarle todo lo posible, porque es el enano que está más buenorro”, apunta Jabez Olsen.

hobbit_desolacion_smaug_martin_freeman

Mientras Jackson nos obsequia con la visión de sus enormes pies (“Sólo voy calzado cuando estoy rodando en exteriores”, explicará más adelante), llega el primer saludo pregrabado de uno de los actores de la película. Se trata de Luke Evans, el intérprete de Bardo el Arquero. Según nos cuenta el director, su intención al plasmar a este personaje (apenas caracterizado en el libro original) es darle “un aspecto a lo Robin Hood”, pero a nosotros sus acrobacias y su perilla nos recuerdan más a las de Jack Sparrow. Cuestión de gustos. Respondiendo a la vídeo-pregunta de un fan, el neozelandés prosigue explicando que La desolación de Smaug será una película “mucho menos lineal que Un viaje inesperado: al igual que pasó con El Señor de los anillos: las dos torres, en esta parte de la historia todo se ramifica y comienzan a aparecer subtramas”. Jackson nos dará algún (velado) detalle sobre estas subtramas más adelante, pero no adelantemos acontecimientos…

hobbit_desolacion_smaug_

No conviene adelantarse, más que nada, porque a continuación llega la primera sorpresa: imágenes de rodaje de Orlando Bloom en su regreso al papel de Legolas. Acompañado, además, de su papá Thranduil (Lee Pace), el rey de los elfos del Bosque Negro. Cuando dos encantadoras fans de Pekín le preguntan a coro “¿Se parece Orlando a Legolas en la vida real?”, Peter Jackson responde que no: “Orlando es un tipo muy divertido, mientras que Legolas es bastante estirado”. Bloom también ha mandado un saludo en vídeo, y la verdad no parece la alegría de la huerta. Todo lo contrario que Lee Pace, quien en su intervención pregrabada afirma que desea “tener a esos malditos enanos a mi merced y en mi territorio”

hobbit_desolacion_smaug_orlando_bloom

Parece que la cosa va de elfos, porque el siguiente personaje en aparecer es Tauriel, la elfa guerrera a la que da vida Evangeline Lily. Sobre esta señorita, concebida por él mismo, Peter Jackson nos informa de que pertenece a “la Guardia de los Bosques, algo así como el cuerpo de protectores del rey Thranduil”. Según podemos ver en el vídeo de rigor, donde la chica casi degüella ella sola a un prisionero orco, parece que Tauriel tiene un carácter tan puntiagudo como sus orejas. Nosotros estamos deseando conocerla. 

hobbit_desolacion_smaug_evangeline_lilly

Después, le toca aparecer a toda una institución británica: Stephen Fry, quien interpreta al gobernador de la Ciudad del Lago. Está claro que a este actor (cuyas lorzas recordarás si has visto Sherlock Holmes: Juego de sombras) o se le ama, o se le odia, pero lo que sí resulta innegable es que parece habérselo pasado pipa rodando La desolación de Smaug. Obedeciendo a su don para el humorismo, Fry ha rodado un saludo en vídeo que es en sí mismo un gag: la intervención resulta tan larga que Jackson tendrá que detenerla varias veces a fin de poder seguir con sus presentaciones.

hobbit_desolacion_smaug_stephen_fry

A continuación, toca un momento entrañable: tres jovencísimos fans brasileños, rodeados de coleccionables de El Señor de los anillos, le preguntan al director “¿Cuál es su arma favorita de la Tierra Media?”. ‘Casualmente’, Jackson tiene dicha arma a mano: “La espada de Theoden, el rey de los jinetes de Rohan. Es una auténtica espada de acero y bronce, modelada como si fuera vikinga o anglosajona y decorada con caballos labrados. Es mucho más pesada de lo que parece”

hobbit_desolacion_smaug

Volvemos a las intervenciones estelares, en este caso la del presentador estadounidense Stephen Colbert. “¿Se notará en la película que Legolas y Thranduil son de ascendencia Sindarin, mientras que sus súbditos del Bosque Negro pertenecen a un linaje élfico distinto?”, pregunta el responsable de The Colbert Report. Y Jackson responde: “Sí, se notará. Pero tengo una pregunta para ti: cuando fui a tu programa el año pasado, ¿por qué me regalaste una taza tan pequeña?”. El siguiente en intervenir es otro viejo conocido: Billy Boyd, alias Peregrin ‘Pippin’ Took. Este veterano de El Señor de los anillos le pregunta a su ex jefe qué nuevos lugares de la Tierra Media conoceremos en esta película. Y ‘casualmente’ (otra vez), resulta que Jackson tiene a mano unos bocetos del Bosque Negro, “un lugar que, por suerte para vosotros, no visitásteis en La comunidad del anillo”. Hay que decir que las ilustraciones son imponentes, y delatan la maligna influencia de la fortaleza de Dol Güldur en el paraje. Lástima que no se vea en ellas a una mísera araña gigante…

hobbit_desolacion_smaug_bosque_negro_mirkwood

Otro saludo, en este caso el de Evangeline Lilly, da pie a otra exhibición de ilustraciones. En este caso, las de la fortaleza subterránea del rey Thranduil. “El problema fue dar la imagen de un lugar élfico, majestuoso, pero sin el aspecto acogedor de Lothlorien o de Rivendel”, explica el director.

hobbit_desolacion_smaug_bosque_negro_mirkwood

hobbit_desolacion_smaug_bosque_negro_mirkwood

Y, por si fuese poco con un antiguo hobbit, aquí tenemos al segundo: Dominc Monaghan, también conocido como Meriadoc ‘Merry’ Brandigamo. Fiel a la naturaleza chistosa de su antiguo personaje, Monaghan le pregunta a Peter sobre el rumor más disparatado que circula sobre su persona en Nueva Zelanda. “En cierta ocasión, se dijo que quería mudarme con toda mi familia a un barco en aguas internacionales para no pagar impuestos. Hubo miembros de mi familia que llamaron para preguntarme si era verdad”, responde Jackson. “Sólo hay dos inconvenientes: me mareo en alta mar, y además, aunque suene raro, me siento feliz de pagar impuestos”. Hay gente para todo, desde luego. La segunda pregunta de Monaghan: “¿Sabremos más sobre el Necromante en La desolación de Smaug?. Jackson responde con un desesperado esfuerzo por poner cara de malo, y pronunciando un escueto “sí”.

Y lo mejor (o así) llega al final. Porque, aunque Ian McKellen no ha grabado una intervención en este evento, Jackson sí puede mostrarnos una breve escena en la que su Gandalf y Radagast (Sylvester McCoy) investigan un lóbrego subterráneo. El clip dura menos de un minuto y no revela ninguna sorpresa sobre el filme, pero oye, menos es nada…

hobbit_desolacion_smaug_ian_mckellen_gandalf

hobbit_desolacion_smaug_radagast

“¡Nos vamos a desayunar!”, avisan Jackson y su equipo antes de despedirse. Y nos dejan con un aceleradísimo montaje de escenas en plató. Algunas de las que hemos podido reconocer son: un Bilbo contentísimo dándose chapuzones de oro, cual Tío Gilito, en la cámara del tesoro de Smaug, los enanos haciendo lo posible por entrar en unos barriles muy estrechos, y el equipo entero cubierto por repugnantes y viscosas telarañas en el Bosque Negro. Si has leído El Hobbit, todas estas escenas te sonarán de algo… Habrá que esperar hasta diciembre para verlas con su adecuada cobertura de efectos especiales y sonidos primordiales. 

Escribe tu comentario

Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante:

Current day month ye@r *

oscar_blanquitos

Los Oscar 2015, más blancos que nunca

Ni negros, ni asiáticos, ni hispanos: si las previsiones se cumplen, los Premios de la Academia tendrán la menor presencia de minorías étnicas desde los 90.

The Imitation Game

‘The Imitation Game’: Nuevo tráiler con Benedict Cumberbatch

La triunfadora del Festival de Toronto cuenta la historia del genio matemático Alan Turing y está protagonizada por Benedict Cumberbatch y Keira Knightley.

oscar_2015

Oscar 2015: Primeras predicciones

La batalla por los próximos Premios de la Academia será intensa, y las quinielas de nominados están al rojo vivo: aquí tienes nuestras predicciones.

Benedict Cumberbatch

¿Qué es una ‘cumberbitch’? Keira Knightley ya lo sabe

Vas a leerlo y oírlo mucho, pues el triunfo de 'The Imitation Game' en el Festival de Toronto asegura una auténtica fiebre por Benedict Cumberbatch durante la temporada de premios.

Imagen del vídeo

Hysteria