¿Sabías que ‘Los Goonies’ tuvo una secuela?

Las aventuras de Mickey, Data, Gordi y compañía se prolongaron más allá del cine en un videojuego para la Nintendo NES. Te lo contamos todo sobre él. Por YAGO GARCÍA

15 de julio de 2012

De vez en cuando, indagando sobre los vericuetos del cine ochentero, el cinemaníaco de a pie puede encontrarse con referencias a The Goonies II. Es decir, la secuela del filme producido por Spielberg y dirigido por Richard Donner que nos convenció a todos, si bien en la imaginación, de que bajo nuestro pueblo había cavernas con tesoros ocultos. ¿Cómo es posible esto? ¿Se trata de una secuela inédita de la película? ¿De un proyecto que nunca llegó a rodarse? Pues va a ser que no: como ha descubierto CINEMANÍA aventurándose en los rincones más retro de la Red, la secuela de Los Goonies no pasó de ser… Un videojuego para la Nintendo NES.

Hagamos un poco de historia para explicarlo: en Europa y EE UU, el filme original tuvo una adaptación pixelada, a cargo de la compañía US Gold, que fue muy popular en su día y que puedes jugar online en la web World of Spectrum. Pero en el país del Sol Naciente, donde las videoconsolas arrasaban, su versión corrió a cargo de Konami, autora de sagas como Metal Gear. Este último juego no se parecía en nada a su contrapartida occidental: en lugar de basarse en el trabajo en equipo, estaba protagonizado en solitario por Mickey, y jamás vio la luz fuera de su país de origen. Pero tuvo tanto éxito, que cuando se produjo una secuela (sin ninguna película que le sirviera de excusa), esta sí fue distribuída internacionalmente, con el pertinente mosqueo para los fans enfrentados a la adaptación de un filme que ni siquiera existía.

El argumento de The Goonies 2, por otra parte, pasaba de leyendas piratas y otras zarandajas: el objetivo del jugador (que, de nuevo, controlaba a Mickey) era liberar a los restantes miembros de la pandilla, capturados por el clan de los Fratelli para vengarse de sus malas pasadas. ¿Quieres saber cómo continuaba la historia? Pues sigue leyendo…

Como un Mario, pero en plan Spielberg

Como puedes ver en el vídeo de arriba, gran parte de The Goonies 2 transcurría como un juego de plataformas corriente y moliente. El protagonista, bastante poco parecido a Sean Astin si nos preguntas, debía surcar habitaciones y cavernas de estructura poco verosímil, evitando a los enemigos y midiendo bien los saltos para no caer desde grandes alturas.

¿A qué viene tanta gárgola?

goonies_2

Estamos de acuerdo en que Los Goonies, la película, era fantasiosa. Y que en un videojuego hay que sacar enemigos de donde sea, con lo cual era esperable que (además del clan de los Fratelli) las habitaciones por las que se mueve Mickey estuviesen llenas de ratas, arañas y otros bichejos que te quitan salud si te tocan. Ahora bien: ¿de dónde han salido los esqueletos con alas, los caballeros medievales y los zombies? Parece que en los subterráneos de Astoria (Oregón) había más secretos que el tesoro de Willy el Tuerto…

Rescatando en primera persona

goonies_2

Con una dificultad tildada de “frustrante” por más de un jugón veterano, la parte plataformera de The Goonies II no era suficiente para distanciar al programa de otros títulos similares, como el primer Castlevania. Hacía falta algo más, y ese “algo más” es una aventura gráfica: para rescatar a los demás miembros de la pandilla, Mickey debe resolver variados puzzles en un modo de cámara subjetiva, controlado mediante iconos. Cuando por fin logramos encontrar a nuestros amigos, la cosa es bastante decepcionante: todos se parecen a Gordi, y para colmo ni siquiera hacen el Supermeneo al salir de la jaula.

¿Quiénes son esos tipos?

goonies_2

Vale, Data y compañía no se distinguen unos de otros, los Fratelli son montones de píxeles con sombrero y Sloth ni siquiera llega a aparecer. Pero lo que no le falta a The Goonies II son montones de personajes secundarios… Sin ninguna relación con la película original. Y, como hemos dicho antes, el juego estaba principalmente orientado al público nipón, con lo que (además de un anciano que te teletransporta y una anciana que proporciona pistas más bien poco útiles) aparecen figuras como el Capitán Konami (mascota de la compañía) y un esquimal que parodia al comediante japonés Hitoshi Ueki. Pues vale…

Y el premio gordo es…

goonies_2

Una vez rescatados el resto de los Goonies, el juego no se ha acabado. Porque la misión principal, según descubre el jugador, es liberar a una sirena llamada Annie, capturada por los Fratelli con vete tú a saber qué intenciones. Cuando el jugador por fin llega hasta ella, todo se resuelve en una escena muy pura, muy inocente y (como reseñan, irónicos, algunos de los que se terminaron el juego) bastante incompleta a nivel anatómico. Recordemos que Nintendo imponía un tono estrictamente ‘familiar’ a sus productos, lo cual hacía imposibles los besos a Andy con poca luz. Y los chistes sobre penes y estatuas, ni te contamos…

Un comentario

  • #1 estheroffleycs@gmail.com

    I loved The Goonies but now I am a little disappointed upon know this info. I didn’t realized that it was a sequel. Thanks for the info.
    go to genf20 plus website

Debes iniciar sesión para comentar en CINEMANÍA

Si no tienes cuenta, puedes crearla en apenas unos segundos.

También puedes iniciar sesión mediante:

Current day month ye@r *